Jaimito El Cartero

Jaimito: El cartero más querido por varias generaciones

Uno de los éxitos televisivos de todos los tiempos de toda América Latina es sin duda alguna el “El Chavo del 8” un programa para toda la familia que generó billones de sonrisas en cientos de millones de hogares. Una de las mejores cosas de “El chavo” es que nos presentó personajes peculiares a los cuales muchísimas personas le tuvieron especial cariño, tal es el caso de Jaimito el cartero.

La historia de Jaimito es quizás de las más interesantes de aquel popular show televisivo que incluso hoy en día continua regalando ratos de risa y alegría. Si te interesa conocer la historia adorable cartero que llevaba la correspondencia de la vecindad del chavito y sus amigos te invitamos a seguir leyendo este artículo.

Raúl “Chato” Padilla fue el encargado de dar vida a este particular personaje el cual fue incluido en la seria durante sus etapas finales muy cerca de la última emisión del programa el 6 de enero de 1982. A continuación revisaremos algunas de las características, detalles y datos curiosos del cartero de la vecindad.

El personaje

  • Su carácter: Jaimito era un personaje muy tranquilo y pacífico, casi nunca se estresaba ni si quiera por las ocurrencias del Chavo del 8 y encarnaba perfectamente a las personas de la “tercera edad” o de “edad avanzada” que pese a su longevidad se mantienen trabajando.

El carácter de Jaimito nos hace recordar o relacionarlo al de nuestros queridos abuelos ya que se mostraba siempre bastante simpático, comprensivo y amigable especialmente al tratar con los chicos de la vecindad, también se le notaba muy bondadoso y carismático.

  •  Personalidad: Una de las principales cosas a destacar de la personalidad de Jaimito el cartero es que solía llevar la vida con calma, quizás con demasiada calma pues siempre hacía el trabajo a su manera, es decir a medias y casi siempre los vecinos del Chavo tenían que buscar ellos mismos su correspondencia.

El querido y amigable cartero solía ser bastante seguro de sí mismo y no se mostraba dudoso al decir lo que pensaba además de que en muchas ocasiones era un tanto negligente sin embargo también es de resaltar que era quizás el personaje más tierno de toda la serie.

Aquel personaje interpretado por Raúl Padilla era bastante olvidadizo lo que muchas veces hizo reír a los espectadores así como también lograron ser atrapados por los encantos de su personalidad y es que a diferencia de los personajes típicos Jaimito no tenía explotaba al molestarse, no gritaba, evitaba discutir con los demás.

También era un tipo muy divagante, muchas veces interrumpía sus propias palabras para comentar algún recuerdo de su infancia, de sus padres, de su pueblo natal, el cual nombraba muchas veces, o para contar alguna otra anécdota sobre la cual nadie podría asegurar si estaba mintiendo o diciendo la verdad.

  • Humor: Tenía un humor muy parecido a su personalidad, tranquilo y sutil, de hecho otra cosa de las cuales se diferencia de los demás personajes es que en ningún momento se le vio estallar de carcajada, y aunque tampoco contaba chistes, la simpatía de sus intervenciones resultaba bastante cómica.

Definitivamente “Chato” Padilla le aportó su toque personal al humor de Jaimito pues su humor era casi inconsciente, es decir que sin él pretender ser gracioso lo era y es que de hecho su lado humorístico no se reflejaba por chistes sino por sus particulares expresiones faciales o su actitud desentendida.

  • Su físico: La apariencia física de Jaimito el cartero era la que hemos nombrado anteriormente, la de un cariñoso y amigable adulto mayor de estatura mediana (unos 1,70 m), una cabellera blanca una postura que denotaba cierto cansancio o “fatiga”.
  • Interacciones: Debido a la falta de episodios donde Jaimito el cartero hace presencia lo poco que se pudo apreciar es que siempre actuaba de la misma manera con los personajes adultos, siempre amigable aunque a veces un poco sarcástico.

Por otra parte, cuando se trata de su interacción con los chicos se tornaba aún más amable, les hablaba en un tono consentidor y gentil especialmente cuando se trataba del chavo a quien trataba como a un nieto contándole anécdotas de su vida, hablándole sobre la vida en su pueblo y siendo muy bondadoso con él.

Su mejor episodio: La Llegada del Sr. Garabito (1982)

Aunque fueron pocas las apariciones de este querido personaje, tiene un episodio dedicado a su incorporación a la vecindad del Chavo y que además es el mejor episodio para analizar muchas de las características de Jaimito el cartero y que además nos deja saber un poco sobre su historia y hasta procedencia.

El episodio en cuestión se titula “La Llegada del Sr. Garabito” el cual se emitió en 1982 durante la última temporada de exitoso show televisivo creado por Roberto Gómez Bolaño. Repasemos las escenas más destacadas de nuestro amigo cartero.

  • Un día como cualquiera en la vecindad: En “la llegada del Sr. Garabito” todo comienza como un típico día regular en la vecindad con el chavo y sus amigos, es este caso sus amigas la Popis y la chilindrina, jugando como niños traviesos y lo siguiente que vemos es uno de los momentos que se volvieron un sello del programa, el recibimiento al Sr. Barriga con un golpe por parte del Chavo.

En el momento en que el Sr. Barriga llega a la vecindad, y después de molestarse por otro de los recibimientos del chavo con un golpe, anuncia lo que sería la sorpresa del capítulo, que un nuevo inquilino, un tal Sr. Garabito llegaría a ocupar la casa disponible que estaba ubicada al subir las escaleras que estaba al lado del barril del chavito.

  • Jaimito llega con la correspondencia: Después de que el S. Barriga se va al patio trasero a ver si ya llegó el nuevo inquilino al cual no conoce personalmente, llega Jaimito el cartero y después de dialogar un rato con el chavo, la chilindrina  y con doña Florinda le informa a esta última que le trajo una carta que le han enviado.

En esta escena se muestra una de las características de Jaimito, aunque es bastante amable con Doña Florinda pese a que esta viene con una actitud hostil, igual la hace molestar al decirle que le trajo su correspondencia pero que ella misma tiene que buscarla en su maletín porque él quiere “evitar la fatiga”.

  • Una de las anécdotas de Jaimito: Mientras Jaimito saluda al chavo y a la chilindrina comienza a divagar como tantas veces lo hizo durante sus apariciones, en esta ocasión aprovecha la referencia de la muñeca de Popis para decir que de su pueblo natal, Tangamandapio,  su madre era la mujer más bella, tanto así que le decían “la muñeca”.
  • La expectativa sobre el nuevo vecino: Cuando los vecinos, especialmente Doña Florinda y Doña Cleotilde, se enteran de que habrá nuevo vecino sus ansias por saber de quién se trata quedan en evidencia al preguntarle al Sr. Barriga si es un hombre “bien parecido”, o sobre su comportamiento, honradez y más, a lo que el Sr. Barriga responde que lo único que sabe es que se trata de un tal Sr. Garabito.
  • Por fin descubren quien será el nuevo inquilino: Ya en las últimas escenas del capítulo dedicado a Jaimito vemos al cartero de la vecindad llegar en su bicicleta con muchas cajas y algunas otras cosas, en eso le ofrece 10 pesos al chavo para que lo ayude, lo que transcurre a continuación es que logra manipular a todos con su simpatía y de pronto tiene al chavo llevando sus cosas, el  Sr. Barriga aguantando su bici y la chilindrina dándole una silla.

Momentos después las vecinas vuelven a preguntar por el inquilino nuevo, el Sr. Barriga vuelve a repetir que aún no sabe quién es ya que en todo el día no ha encontrado al Sr. Garabito y continúa diciendo “…lo único que sé es que se llama Jaime Garabito”,  a lo que inmediatamente Jaimito responde “servidor de usted” a modo de presentación. Dejando claro que sería el nuevo inquilino.

Tangamandapio, el gran amor de Jaimito el cartero

Casi todas las anécdotas que Jaimito contaba a los miembros de la vecindad sobre su vida y su pasado estaban relacionadas con Tangamandapio, el pueblo donde se crío y al que siempre describía como un lugar muy colorido, grande y sumamente maravilloso, además se expresaba muy bien de sus habitantes.

Lo que muchos nunca supieron, especialmente los millones de espectadores fuera de México, es que no se trata de un pueblo ficticio sino de una localidad ubicada estado de Michoacán al suroeste del país, su nombre correcto es “Santiago Tangamandapio” pero todos se refieren a él solo por Tangamandapio

La razón por la cual Tangamandapio fue nombrado con tanto cariño por Jaimito el cartero en  “El Chavo del 8” es porque Raúl Padilla al ser notificado que interpretaría a un cartero aprovechó la oportunidad de que estaba en este pueblito para hablar con el cartero municipal, de él pudo conocer más sobre el oficio y le calcó esa característica de hablar con pasión de su pueblito.

En una reunión entre Gómez Bolaño y Padilla llegaron a un acuerdo sobre la procedencia del personaje de Jaimito, desde ese momento Raúl convirtió a Jaimito en una especie de embajador de la localidad tangamandanpiana y en los años de la serie y los posteriores la popularidad de aquel pueblo creció considerablemente.

El aporte de Jaimito el cartero se vería retribuido por la junta municipal de aquella zona con la presentación de una estatua de bronce de 1.70 m de altura (la altura de Raúl Padilla) en honor a Jaime Garabito o “Jaimito el cartero”. La estatua está ubicada en la calle Madero, principal de la cabecera municipal.

La popular y muy detallada estatua develada el 25 de julio de 2012 tiene inscrita la leyenda: “En memoria de Jaimito el Cartero. A quien el pueblo de Tangamandapio le rinde homenaje póstumo por haber dado a conocer a nuestro municipio a nivel internacional. H. Ayuntamiento 2012-2015”

Datos curiosos de Jaimito el cartero 


Así como el detalle de Tangamandapio hay muchos otros datos que los seguidores de show televisivo de Roberto Gómez Bolaños desconocen del querido Jaimito.

  • Su edad: En una entrevista a Raúl “chato” Padilla sobre su personaje en  “El Chavo del 8” el actor reveló que su personaje tenía fecha de nacimiento la cual databa de Junio de 1909 por lo que su personaje inició en el Chavo a los 70 años y en su última aparición (1991) tenía 81 años.
  • No Sabía andar en Bici: Una de las características de Jaimito el cartero es que casi siempre lo veíamos con una bicicleta a su lado, sin embargo nunca lo vimos montarla y es que no sabía cómo hacerlo. Resulta que cuando se postuló al trabajo de cartero era un requisito saber montar bicicleta por lo que tuvo que mentir y comprar una bicicleta en la cual nunca se subió.

    Jaimito decía que nunca tuvo que aprender a andar en bicicletas porque su pueblo, Tangamandapio, era grande pero casi todo quedaba cerca así que bien podía ir caminando o en burro. Esa fue una de las tantas historias relacionada a su procedencia que hizo durante la serie.
  • Siempre quería “evitar la fatiga”: “es que quiero evitar la fatiga” o “para evitar la fatiga” eran las respuesta de Jaimito el cartero a casi todas las interrogantes que le hacían los demás personajes cuando se trataba de cuestionar alguna de sus decisiones.

Por ejemplo: cuando llegaba la correspondencia los vecinos tenías que buscarla ellos mismo de entre un montón de cartas porque él quería “evitar la fatiga”; cuando le preguntan por su estado civil dice que nunca se casó porque “quería evitar la fatiga” además era su excusa para pedir favores a otros.

  • Nunca conoció a Quico ni a Don Ramón: Jaimito formaba parte de un elenco al que también se sumaron Godínez, Doña Nieves, la Popis y Ñoño como estrategia de reemplazo para Quico y Don Ramón ya que Carlos Villagran y Ramón Valdés habían decidido renunciar al elenco y por tal razón Jaimito nunca pudo interactuar con ellos.
  • El final lamentable en el “Diario del Chavo del 8”: En un libro publicado por Gómez Bolaños en 1995 titulado “Diario del Chavo del 8” habla de muchas cosas nunca contadas de los personajes de “el Chavo”. En el libro cuenta la anécdota del chavito en la que un día fue a visitar a su amigo el cartero a quien no había visto en un buen tiempo.

    Cuando el Chavo entra a casa de Jaimito lo encontró muerto sobre su cama pero con una expresión de alivio y paz, dice el chavo “Jaimito el Cartero siempre decía que prefería evitar la fatiga… o sea que ya evitó la fatiga para siempre”. La muerte real del actor Raúl Padilla había acontecido en febrero de 1994

Definitivamente Jaimito el cartero se supo ganar el cariño de millones en poco tiempo, incluso el reconocimiento y aprecio de todo un pueblo, se convirtió en uno de los personajes más entrañables de “El Chavo del 8”. Incluso hoy en día las nuevas generaciones pueden disfrutar de su personaje y reír mucho con sus ocurrencias.

El mejor recuerdo Jaimito el cartero


En jpgente.com somos parte de esa gran cantidad de personas que quedaron cautivadas por Jaime Garabito y nos hemos vuelto tan fanáticos de su personaje que como homenaje a él hemos incluido si expresiva carita amigable en los diseños de nuestras camisetas.

Si al igual que nosotros y muchísimas personas más también has sentido gran simpatía con Jaimito el cartero te invitamos a entrar en JPGente.com y adquirir unas de nuestras cómodas y coloridas camisetas con el estampado del cartero más querido de Latinoamérica las cuales son hechas con mucho cariño y con mucha calidad para que las disfrutes en toda ocasión.

Entra en JPGente.com y adquiere la tuya

jaimito el cartero