Veni Vidi Vici

«Veni, vidi, vici» es una frase muy conocida que se dice que fue dicha por el famoso emperador romano Julio César en un alarde de una de sus muchas victorias que emocionó a muchos de los escritores de su época y más allá. La frase significa «Vine, ví, vencí»

En mayo del 47 a. C., Julio César se encontraba en Egipto dirigiéndose a su novia embarazada, La famosa faraona Cleopatra VII. Esta relación más tarde confirmaría ser la caída de Cesar quien hizo un viaje a Asia, donde descubrió que el instigador clave era Pharnaces II, que era el rey de Ponto, un lugar cerca del Mar Negro en el noreste de Turquía. De acuerdo con la Vida de César escrita por el historiador griego Plutarco (45 – 125 dC), Pharnaces, el hijo de Mithridates, estaba provocando dificultades para los príncipes y tetrarcas en varias provincias romanas, como Bithynia y también Cappadocia. Su próximo objetivo era ser Armenia.

Con solo tres legiones a su lado, César marchó contra Pharnaces y su presión de 20,000 y también lo derrotó convenientemente en la Batalla de Zela, o Zile de hoy en día, en lo que hoy es la provincia de Tokat en el norte de Turquía. Para informar a sus amigos de vuelta en Roma de su victoria, de nuevo según Plutarco, César escribió sucintamente: «Veni, Vidi, Vici».
Los historiadores estaban encantados con el método que César resumió su victoria. «Una elegancia corta y placentera para el oído que se puede compartir bien en cualquier otro tipo de lengua». La traducción de Plutarco del poeta inglés John Dryden es más breve: «las tres palabras en latín, que tienen el mismo ritmo, traen consigo un aire apropiado de brevedad».

El cronista romano Suetonio (70 – 130 dC) definió gran parte del esplendor y también la formalidad del regreso de César a Roma a la luz de las antorchas, encabezada por una tableta con el grabado «Veni, Vidi, Vici», que indica a Suetonio la manera de la creación expresó «lo que se hizo, incluso la expulsión con la que se hizo».

El dramaturgo de la reina Isabel William Shakespeare (1564–1616) también admiró la brevedad de César, que aparentemente leyó en la traducción de Plutarco La vida de César de Plutarco publicada por North en 1579. Convirtió la cita en una broma para su personalidad tonta Monsieur Biron Loco Labour Lost, cuando acude al razonable Rosaline: «¿Quién vino, el rey? ¿Por qué vino? ¿Para ver? ¿Por qué vio? Para vencer».

Las versiones de la declaración de César también se han utilizado en otros contextos, algunas fuerzas armadas, algunas ridiculizaciones. En 1683, el enero III de Polonia declaró «Venimus Vidimus, Deus vicit» o «Vinimos, vimos, así como Dios venció», aconsejando a sus soldados triunfantes después de la Lucha de Viena que hay «No I in GROUP» que » El hombre sugiere, Dios dispone «en una ingeniosa reparación. Handel, en su ópera de 1724, Giulio Cesare en Egitto (Julio César en Egipto) utilizó una variante italiana (Cesare venne, e vide e vinse) y la asoció con el antiguo italiano apropiado.

En la década de 1950, el título de la canción para la versión musical de Auntie Mame incluía una frase de su fan Beauregard que canta «Viniste, viste, dominaste». Hilary Clinton, entonces asistente de estado de EE. UU., Informó sobre la muerte de Muammar Gadaffi con la expresión «Vinimos, vimos, él murió».

Mucho más recientemente, Peter Venkman, posiblemente el idiota participante de la película «Ghostbusters» de 1984, aplaude sus iniciativas «Vinimos, vimos, pateamos su trasero». y también el álbum del taller de 2002 para la banda de rock sueca The Hives se tituló «Veni Vidi Vicious». Rappers Pitbull («Fireball» en 2014) y Jay-Z («Encore» en 2004) incluyen variaciones de la expresión.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *